Proyecto Hombre León llama a la reflexión ante la problemática de las adicciones durante la cuarentena por el Covid-19

martes, 5 de mayo de 2020 6:18 p. m.

  • Proyecto Hombre presenta su 'Memoria 2019' con los últimos datos registrados
  • Mientras la población sigue confinada, las adicciones se incrementan debido a las características de la situación de encierro
  • El impacto de las adicciones en los ciudadanos durante estos meses es una realidad oculta, pero una verdad a reconocer por toda la sociedad
  • La legalidad de una sustancia (como es el caso del alcohol) nunca debe provocar en la opinión pública escepticismo sobre sus efectos a corto y largo plazo
  • El acceso a sustancias tóxicas sigue presente en la provincia a pesar de la cuarentena
  • El desarrollo de una adicción durante el confinamiento implica como factores causantes a la soledad o la falta de gestión emocional en gran parte de la población


Durante este periodo de cuarentena en el que la población de la provincia de León está confinada en sus viviendas, Proyecto Hombre recuerda que tal situación hace posible la aparición y el incremento de comportamientos compulsivos en cuanto a la adicción en el individuo. Las características inherentes a un confinamiento provocan de manera paulatina el incremento no sólo de adicciones de distinta naturaleza sino el agudizamiento de la tensión mental y emocional en las personas.

Proyecto Hombre hace un llamamiento hacia la reflexión sobre tal problemática, que tiene que ver con el bienestar personal, debe ser de interés social e institucional y posee un marcado carácter sanitario. Esta es una cuestión que afecta a un elevado número de ciudadanos en la provincia de León, pero a diferencia de otras problemáticas -aceptadas en su mayoría- la adicción es un fenómeno invisible y que tiene a la situación de soledad como una de sus causas principales.

Proyecto Hombre plantea la incógnita de qué puede estar ocurriendo para que la población con problemas de adicción puedan tener acceso a sustancias tóxicas a pesar de estar en un periodo de confinamiento por el estado de emergencia.

Hay que tener en cuenta que no sólo se está hablando de sustancias tóxicas como la cocaína o el cannabis, las llamadas adicciones sin sustancia se incrementan provocando la dependencia a videojuegos y apuestas on line a través de Internet. Por otra parte el consumo de alcohol no conoce de género y edad, siendo necesario conocer factores de riesgo como pueden ser antecedentes familiares, problemas de salud mental agravados con el encierro en casa, relaciones domésticas y falta de actividad laboral. Además, la dependencia del alcohol también afecta más que nunca a la salud física, mental y emocional durante estos meses.

El acceso y apoyo social e institucional a las terapias que pongan en práctica un tratamiento de las adicciones se hace más necesario que nunca, para que la población pueda acceder a un servicio de escucha, de reorientación emocional, que permitan una mejor gestión de tiempo libre en una época de emergencia social.

"El impacto de las adicciones en los ciudadanos durante estos meses es una realidad oculta, pero una verdad a reconocer por toda la sociedad. Estamos ante una problemática que puede llegar a afectarnos a nosotros mismos, a un familiar o ser cercano, sobre todo teniendo en cuenta las características actuales de incertidumbre, soledad y aislamiento".

"La adicción es un fenómeno invisible para la mayoría, pero no por ello inexistente. Mirando hacia otro lado quedará sin resolver provocando consecuencias en la población en estos momentos que estamos viviendo. El problema de la adicción nunca es un asunto que lo debamos sentir como ajeno. Por ejemplo, tenemos el ejemplo del alcohol, una sustancia que aunque su acceso sea legal provoca un trastorno progresivo y nunca se debe considerar como un mal menor. La legalidad de una sustancia nunca debe provocar en la opinión pública escepticismo sobre sus efectos a corto y largo plazo", señala Jorge Juan Peña Albillo, Presidente de Proyecto Hombre en la provincia de León.


A continuación se indican algunas de las medidas tomadas por Proyecto Hombre:

●    Se han habilitado unos teléfonos para toda aquella persona que necesite hablar durante estos días: 987 876 406 (en horario: de 9 a 12 h.); y 687 801 265 (en horario: de 17 a 20 h.)

●   Cualquier persona, tanto usuaria, familiar, profesional o voluntaria que presente síntomas de resfriado, tos y/o fiebre y dado que nos encontramos en un contexto de pandemia, no debe acudir a las instalaciones de PH, debe permanecer en su casa.

●   Durante este periodo no habrá atención en los centros. En breve comenzará el proceso de desescalada y mantendremos a los usuarios y a la población en general informada en todo momento cuando se vuelva a atender presencialmente.

Las personas usuarias de los programas serán atendidas de manera preferente e  intensiva  telefónicamente

●  A todos aquellos usuarios con los cuales se habla por teléfono o Internet, se les recuerda las normas sanitarias y de prevención (higiene de manos, uso de guantes y mascarillas, no salir de casa a no ser de necesidad, etc.).